Autoconsumo, el momento es ahora

Unos chicos descubren que cerca de su casa existe un descampado perfecto para el fútbol. Con ganas de jugar contra otros equipos, empiezan a contar la existencia de este sitio. Primero a los compañeros de colegio, luego a los amigos del parque y finalmente al resto de chicos del barrio y de los colindantes. Pronto empieza a haber mucha gente interesada en echar un partido contra ellos porque las condiciones  del sitio son las idóneas: llano, diáfano, con hierba e incluso con unos árboles en ambos extremos que simulan porterías. El ayuntamiento, que ostenta la titularidad del terreno, asustado ante la publicidad que está cogiendo el lugar y el daño que le puede hacer a las instalaciones deportivas de la zona y, por ende, a las arcas municipales, opta por vallar el perímetro y anunciar en el bando municipal que se va a poner un taquillero para que cobre la entrada.

Los chicos del barrio indignados ante lo que consideran un atropello lo comentan, primero a sus allegados -familiares y amigos-, luego a los vecinos y  finalmente a chicos de otros barrios. Cuentan que el ayuntamiento recauda más por utilizar el descampado que por ir al polideportivo municipal. Poco a poco se va corriendo la voz y, pasado un tiempo, toda la ciudad conoce no solo la existencia de este descampado perfecto sino también que el ayuntamiento cobra por su utilización.

El altavoz de la protesta se ha puesto a tal volumen que el descampado apenas se llena porque la gente de la zona considera menos gravoso utilizar las instalaciones deportivas. Lo más curioso es que, mientras esto ocurre, en realidad el ayuntamiento no le ha dado instrucciones al guarda sobre como cobrar los tickets de entrada y, por tanto, el acceso sigue siendo gratuito.

Aunque el ejemplo pueda resultar un poco pueril, es perfectamente asimilable a lo que ocurre en España con el autoconsumo. Los chicos son el sector fotovoltaico. El descampado, nuestro país -una de las zonas de mayor recurso solar de toda Europa-. El ayuntamiento es el Ministerio de Industria. Las comercializadoras eléctricas representan el papel del taquillero. La entrada al sitio son los cargos por autoconsumo -el mal llamado Impuesto al Sol– y, finalmente, el resto se corresponden con la población y empresas los cuales tienen al alcance de su mano un recurso barato e inagotable del que no se aprovechan por falta de información.

Porque, tan cierto es que la normativa actual incluye cargos que se aplican sobre la energía autoconsumida, como que, un año después de su aprobación, estos no se están cobrando a los autoconsumidores, ya que no hay normativa que lo regule, y por tanto las propias compañías comercializadoras no saben a ciencia cierta cómo se van aplicar estos cargos.

Pese a todo, los potenciales autoconsumidores tienen interiorizado que si ponen una instalación de autoconsumo pagarán más que si siguen conectados a la red. Este es otro error de información por parte del sector fotovoltaico que debe ser explicado a la gente, porque en realidad el autoconsumidor siempre ahorra frente al consumidor normal. Concretamente se ahorra el coste en el mercado de producción de la energía producida así como las pérdidas que se producen cuando se transporta la energía eléctrica de un lado a otro.

Ese ahorro, en cualquier caso, será el que se produzca en el momento en el que se comiencen a aplicar los cargos por autoconsumo porque actualmente el ahorro será la totalidad del coste de la energía. Es decir, en las circunstancias actuales un autoconsumidor no paga nada por la energía que autoconsume con lo que su ahorro es máximo.

Pero este ahorro en términos económicos ¿en que se traduce? Básicamente, en que por cada año en que no se paga este cargo, el plazo de amortización de la instalación de autoconsumo se reduce, aproximadamente, un 20%.  Pongámonos en el caso de aquel empresario o ciudadano que cuando se aprobó la regulación por octubre del año pasado decidió poner en funcionamiento su instalación, pues bien, este autoconsumidor ya ha conseguido recuperar un 20% más rápido su inversión que aquel que decida hacerlo ahora. Una recuperación que puede ser aún mayor si los precios del mercado eléctrico siguen subiendo como lo vienen haciendo desde hace unos meses y se mantienen estables en las cantidades actuales.

Nadie dice que no sea injusto lo que ha hecho el Ministerio con el asunto del autoconsumo; todo lo contrario, lo es. Es injusto cobrar por algo que no se está utilizando, como si se obligase a los ciclistas a pagar el impuesto sobre hidrocarburos. Dicho esto, es el momento oportuno para poner en marcha una instalación de autoconsumo, porque cada día que pasa sin cargos es un día en el que aceleramos el ahorro obtenido

Pero, además hay otro dato que refrenda esta ventana de oportunidad y es el fin del bloqueo legislativo que sufre este país desde hace ya 11 meses. Por fin tenemos Gobierno y Ministro de Energía, Turismo y Agenda digital. Un Ministro abocado a los pactos con el resto de fuerzas del arco parlamentario, las cuales, por cierto, se han posicionado de forma clara y definida contra la regulación actual y contra los cargos al autoconsumo. Solo hace falta mirar los distintos programas electorales para ver que todos los partidos de la oposición han incluido como uno de sus puntos estrella el fomento del autoconsumo y la modificación, cuando no directamente la derogación total,  de la normativa en vigor. Por tanto, y dando un voto de confianza al nuevo gabinete y a su capacidad de dialogo con los distintos partidos, creo que el momento es inmejorable para que los indecisos den un paso al frente y pongan en marcha sus inversiones de autoconsumo.

Por último, sería conveniente que desde el sector hiciésemos autocrítica y cambiásemos nuestra estrategia de comunicación; contar las bondades y hablar del autoconsumo en términos positivos. No engañar ni ocultar información, pero tampoco lastrar su potencial de desarrollo. En definitiva, no hacerle el trabajo a aquellos que no apuestan por él.

Artículo publicado en el suplemento de Energía de El Economista.
Foto: Pixabay

Autoconsumo pagina 1Autoconsumo pagina 2